Illari y la educación que reciben nuestras niñas (…y también nuestros niños)

Por: Shirley Campbell Barr

illari…Entonces dice Illari, Uy mami, pasó algo en la escuela hoy: la profesora de Inglés, me llamó a un lado y me dijo que  ya es tiempo de que yo use algo debajo de la blusa, y claro, ella quiere decir Brassiere (sostén) .

Yo, algo sorprendida pero tratando de mantener la calma le respondo: Como? …Y Porque?  Quiero decir, porque ella tiene ella tiene que decirle eso?

Entonces IIlari agrega: es que ella dice…     “well,  you don’t want the boys thinking.. .”The thing is that,  I don’t want you to go through the same things that I went through (bueno, no queremos que  los varones estén  pensando, y agrega,  No quiero que tengas que pasar por las mismas cosas por las que yo pase…)

Y yo, ya totalmente exacerbada… Como?  “Thinking of what???. ….(pensando en que?)

A ver si entendí. Estamos protegiendo a mi hija de los “boys”? O estamos protegiendo a los “boys” de las niñas?  Será que los “boys”  no tienen la capacidad de pasar su proceso de pubertad sin estar “thinking”, y que ese” thinking ”  pueda tener consecuencias en su relación con los cuerpos de las niñas? Quiero decir… Thinking of what????    Porque mi hija y sus compañeras no pueden pasar su proceso normal de pubertad,  sin tener que preocuparse de los “boys thinking” ? y me vuelvo a preguntar… Thinking of what????

Cuál es el mensaje que recibe mi hija de este desafortunado comentario?. Cuál es la lectura de sus propios cuerpos que se está promoviendo en las nñias con comentarios de este tipo?.

Infelizmente,  yo sé lo que la maestra quiere decir, y eso es lo que me enerva. Y así se lo expliqué a Illari.

Yo no estoy brava con usted mi amor.

Yo estoy brava con el sistema que nos quiere hacer pensar que los varones no tienen la capacidad de controlarse. Un sistema que consciente e inconscientemente les da licencia a los varones para actuar de acuerdo a sus “instintos”  e impone a las mujeres una serie de reglas y limitaciones para su comportamiento.  Un sistema de valores que determina nuestra  autoestima  y la lectura de nuestros cuerpos a través de  mensajes sobre nuestras capacidades y las características de nuestros  cuerpos y  nos hace vulnerables frente a la violencia y las agresiones de nuestros pares.

Yo no estoy molesta con usted mi amor.

Estoy indignada con un sistema que impone reglas de comportamiento, de vestimenta, de relacionamientos entre niñas y niños para proteger a los “boys”. Un sistema perverso que le dice a mi hija que su proceso normal de pubertad y los cambios naturales en su cuerpo son un riesgo para la salud mental de los varones.  No está bien y no está bien!!!! Y no lo acepto. Porque de acuerdo a este sistema, nosotras mujeres tenemos que  proteger-nos /proteger-los

Yo tengo mucho más que los once años de Illari,  de estar luchando con estúpidas reglas de centros educativos. Normas  que establecen paramétros de vestimenta para mis hijas y mínimas reglas para mis hijos varones. Mismas normas, diversos países. No licras, no pantalones “muy cortos”, no camisetas ajustadas de tirantes delgados, porque muestran mucho de nuestros cuerpos.  Ya han sido varias escuelas en que me ha tocado  emplearme a fondo,   tratando de defender el derecho de mis hijas a vestirse cómodamente, sin que eso pueda  representar una “afrenta” a los varones.

Mi hija esta siendo instruida a  cubrir sus casi inexistentes pechos, para evitar que los niños  tengan que “think”, entendido esto como, despertar en los niños sensaciones y comportamientos “salvajes”. Mi hija tiene que esconder su cuerpo, porque de acuerdo a la maestra,   sus compañeros de sala no pueden  controlar sus emociones/reacciones ante los cuerpos de sus compañeritas de 11 años. Eso es inaudito,  es una forma de violencia y más importante aún,  es MENTIRA.

Son los adultos, quienes a menudo,  están estereotipando  a los varones y los predisponen a responder de ciertas formas. Al final eso también es educación y son mensajes que niñas y niños reciben e incorporan como si fuesen ciertos. Es  la maestra trasladando  sus prejuicios y estereotipos a  niñas y niños, lo que es peligroso. Mi hija  probablemente, no es la única que ha  recibido comentarios de este tipo. Así mismo,  los varones reciben comentarios relacionados con la forma como ven o no ven a las niñas,   predisponiendo comportamientos, que a la larga, no hacían  parte aún  de los códigos de relacionamiento entre pares.

Qué clase de educación es esta que les dice a mi hija y a las demas niñas que hay algo malo con sus cuerpos, que producen  reacciones en los varones,  y que ellos no tienen la capacidad de controlar. Qué clase de educación  es esta, que quiere programar a los varones para decirles: ustedes tienen derecho a manifestar ciertos comportamientos, pueden sentir y manifestar ese “instinto” y a las niñas no  les queda más  esconder sus cuerpos, para  “no tener a los niños pensando”  ….pero Thinking of what????

Qué clase de educación es esta que privilegia los sentimientos, sensaciones, derechos, etc. de los unos sobre las otras, y el resultado es esto es que las otras deben adaptar sus formas de actuar, de vestir y de vivir  para estar seguras, para no ser amenazadas/ser una amenaza para los otros.

Con esto, contrario a lo que la profesora piensa, estamos educando para el irrespeto  la violencia y promoviendo y perpetuando los mismos patrones que limitan a las mujeres y las hace vulnerables.

Los niños y las niñas del curso, están atravesando  por los cambios que implica la pubertad. Cambian  sus cuerpos,  sus emociones y  sus mentes. Despiertan sensaciones y pensamientos nuevos que es importante  que  entiendan,  reconozcan y  discutan. Eso es tan importante como enseñarles  de respeto, de roles de género, de igualdad de derechos, de convivencia y de solidaridad. Si la escuela no promueve estos valores, entonces las cosas nunca van a cambiar.

Entonces yo le vuelvo a asegurar  a Illari, Yo no estoy enojada con usted Mi amor.

Estoy enojada con la profesora, pero también entiendo que  ella solo repite los mismos patrones que yo aprendí y los estereotipa y lo que hace,  no educa. Pero estoy más enojada con  el sistema como un todo. Es un sistema que les está fallando a  las niñas como Illari  y a las mujeres en general. Que falla también a los varones de la sala de Illari, porque también los limita, los estereotipa y  los programa de manera negativa.   Un sistema que al final de cuentas nos falla a todas las personas, grandes y pequeñas, porque  seguimos funcionando a través de roles que limitan, culpabilizan, violentan y al final, atentan y no contribuyen al desarrollar todo el potencial y la libertad de todas las personas.

Como imaginaran. Mañana voy para la escuela….

Reproducción autorizada por la autora. Originalmente apareció en el blog: https://rotundamentenegra.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s